Como decía Serguéi Dovlátov, el exotismo del material biográfico es un estímulo literario de importancia. Quizás por falta de exotismo, o por pura inmadurez, las operas primas de veinteañeros/as que contienen ‘pathos’, dureza y acción extemporáneas son asaz infrecuentes. Claire Vaye Watkins es una notable excepción. Dovlátov daría su sello de aprobación: la autora, quien debutó a los veintidós, es la hija de Paul Watkins, el miembro más decente -y musical- de la Familia Manson (hagan un WTF coral aquí). Eso nos cubre ampliamente tanto el exotismo como el trauma. Lo demás lo pone la autora con una prosafibrosa y precoz, enunas historiasturbadoras donde la moralina no saca la cabeza ni para saludar. A este lector ‘Nevada’ (Malas Tierras) le recordó a la fatalidad intratable de las historias de Flannery OConnor (donde nadie es bueno), así como a la violencia y perdición-de-nacimiento de los grandes del noir rural sureño como Larry Brown o Harry Crews.

Seguir leyendo….

https://www.elperiodico.com/es/ocio-y-cultura/20191220/claire-vaye-watkins-nevada-familia-manson-7783385?utm_source=rss-noticias&utm_medium=feed&utm_campaign=ocio-y-cultura

Powered by WPeMatico