Colectivos de profesionales sanitarios cargaron ayer contra la Generalitat Valenciana después de que ABC publicara una nota interna enviada por el gerente del Departamento de Salud de Castellón, Ricardo Tosca, en la que les reprochaba que hubiera «numerosos casos de desatención injustificada» a pacientes. Como ejemplos, citaba gente a la que no se ha atendido presencialmente en sus domicilios o cuya entrada en centros de salud se ha evitado. También afirmaba, entre otras cuestiones, que era «muy importante no banalizar el resto de patologías» e incluso amenazaba con sanciones si se volvía a tener conocimiento de estos hechos.

La carta, en opinión de los profesionales, «pone en entredicho» su labor diaria en la primera línea de la lucha contra el coronavirus al tratarse de valoraciones generalizadas. De hecho, algunos trasladan a este periódico los problemas que están teniendo para acudir a domicilios, ya que no cuentan con los medios necesarios para ello: maleteros específicos para transportar material, desinfección del vehículo en el que se han de desplazar varias veces al día, etc.

Especialmente duros con la comunicación se muestran el sindicato CSIF y el Sindicato Médico de la Comunidad Valenciana CESM. El primero pide a la consejera de Sanidad, Ana Barceló, el cese de la dirección del Departamento de Castellón. «Pedimos que depure responsabilidades. Están humillando a los sanitarios de forma injustificada, gratuita e injusta y con el agravante de hacerlo después de que éstos, de forma ejemplar, se hayan enfrentado al virus sin recibir EPIs suficientes ni adecuados», indican.

Según el sindicato, esta no es la primera «amenaza» de la gerencia, ya que, a principios de mayo, en otra nota interna, se criticaba a los profesionales que, habiendo dado negativo en los test facilitados por la Generalitat para detectar el Covid-19, se estaban realizando otros por su cuenta en laboratorios privados en vista de que los primeros «tenían una escasa sensibilidad». Por todo ello, piden que se destituya a este equipo directivo, el cual consideran que «es una vergüenza que represente al área sanitaria».

En líneas similares se manifiesta el secretario general del CESM Comunidad Valenciana, Andrés Cánovas. Bajo su punto de vista, los cargos que firman la nota -Ricardo Tosca, máximo responsable sanitario de la provincia, la directora de Atención Primaria, Raquel Tena, y la de Enfermería, Inmaculada Fabregat- demuestran que son «unos incapaces y unos ineptos». Al mismo tiempo, señala, plantean «la posibilidad de una prevaricación». «Si realmente ha existido este problema, deberían abrir un expediente de investigación para comprobar cuáles son los profesionales que han incumplido su deber o si el incumplimiento ha sido realmente de la administración», comenta. La generalización en esa carta supone, en su opinión, «enfrentar a los profesionales con los ciudadanos, cuando los sanitarios hemos estado en primera línea desde el principio de la epidemia».

Por su parte, el Colegio de Médicos de Castellón insta al Departamento de Salud de la provincia a que aclaren si se han producido denuncias contra algún profesional. De lo contrario, destacan, la nota supone «cuestionar el trabajo, la profesionalidad y el cumplimiento del Código Deontológico de los más de 400 médicos de Atención Primaria de la provincia de Castellón». Sanitarios, insisten, a los que el Gobierno autonómico «acaba de confiar el control y supervisión de los pacientes con síntomas de la Covid-19».

«Evitar disfunciones»
Desde la Consejería justifican el objetivo del documento. Trasladan que fue una «comunicación interna» en la que se pretendía subrayar aspectos técnicos de los protocolos de triaje, atención presencial, domiciliaria y telefónica, y el plan de contingencia, que, ante la situación del coronavirus, «hubieran podido llevar a error de interpretación y, así, evitar cualquier disfunción asistencial». En esa nota se insistía, explican, «en la importancia de continuar con la atención de las patologías habituales, que no han desaparecido durante la pandemia. Hacen hincapié igualmente en que el Departamento de Salud de Castellón está «orgulloso» de todo el personal sanitario.

https://www.abc.es/espana/comunidad-valenciana/abci-humillan-sanitarios-forma-injustificada-y-gratuita-202005230216_noticia.html

Powered by WPeMatico