El Puerto de Santa María se prepara para vivir el próximo jueves el que es ya el acontecimiento taurino del verano. El «No hay billetes» se colgó ya cuando faltaban varias lunas para el cartel que ha suscitado el mayor interés de este extraña temporada. Su artífice: José María Garzón, un empresario que ha trabajado como nadie para dar toros este difícil año. Y, pese a todo y pese a todos, y aun costándole el apoderamiento de Paco Ureña -«es una grandioso torero, al que admiro, y le tengo muchísimo cariño»- y sin olvidar su salida de la inmóvil patronal de Anoet, ha conseguido marcar en rojo el calendario de 2020 -6 de agosto-, como ya hiciera en 2018 en Algeciras y en 2019 en Granada, con José Tomás de protagonista.

El cartel, ideal para El Puerto: toros de Juan Pedro Domecq para Enrique Ponce, Morante de la Puebla y Pablo Aguado. «Hay una expectación brutal. No ha sido fácil por las circunstancias, pero creo es bueno para el toreo y un paso de esperanza para todos», dice el empresario. Unas cinco mil personas colmarán la mitad del aforo, con precios que han bajado una media del 21,5 por ciento y con una entrada para 120 jóvenes a 22 euros. «Estoy muy contento y satisfecho», asegura.

Garzón prefiere no entrar en materia económica, pero teniendo en cuenta la rebaja en las entradas y que solo se ha podido vender la mitad del aforo, la taquilla, a ojo matemático, arrojaría poco más de 200.000 euros. Un acontecimiento de tal calibre llevaría a lo que taurinamente llaman «empatar». Sembrar para recoger mañana, hacer camino en el presente para buscar un futuro. Porque en el pasado, el mundo del toro poco ha hecho por sembrar. Y de aquellos barros, estos lodos.

En los cien años de Joselito el Gallo, «su» plaza del Puerto -«quien no ha visto toros en El Puerto, no sabe lo que es un día de toros»- no podría quedarse sin toros. Tan inteligente e inquieto, seguramente hubiese buscado fórmulas para que el planeta taurino continuara girando… Lástima que el acontecimiento del año, a estas horas del sábado, no sea televisado. Según se dice, Aguado es el más reacio. Ya se verá si finalmente las cámaras están o no presentes…

Garzón cuenta que un total de 190 personas trabajarán ese día, 80 más de las habituales, entre ellas, 20 personas de seguridad privada para velar por el cumplimiento de las normas sanitarias. Porque a todos los gastos de siempre y a los menos ingresos de ahora, se suman las medidas por el Covid. Todas las necesarias para velar por la seguridad, para custodiar la salud.

ABC ha tenido acceso al completo protocolo por la pandemia. Estas son las 15 líneas maestras del plan de contingencia de Lances de Futuro:

1. Uso obligatorio de mascarilla.

2. El aforo a vender será del 50 por ciento.

3. Las entradas no vendidas estarán señalizadas.

4. En todos los accesos la empresa brindará mascarillas homologadas.

5. Apertura de la plaza dos horas antes.

6. Geles hidroalcohólicos en todos los accesos (tendidos, gradas y aseos).

7. Los baños se limpian constantemente con productos homologados para tal situación.

8. Acceso escalonado por tendidos.

9. Vallas en todos los accesos para controlar mejor la entrada de público.

10. Veinte personas de seguridad privada velarán por el cumplimiento de la normativa.

11. Miembros de la Cruz Roja medirán la temperatura en todos los accesos con cámaras térmicas.

12. Veinticuatro horas antes se desinfectarán todas las dependencias de la plaza.

13. Carpa con un médico y tres enfermeros con test rápidos y un protocolo de actuación por si alguna persona diera la temperatura alta. Si algún aficionado diera una temperatura excesiva, se le conduciría a la carpa habilitada para realizarle el test rápido.

14. Ambulancias convencionales para el público.

15. La salida de la plaza será escalonada y se abrirán quince puertas para que los ingresos y salidas sean con la mayor seguridad.

https://www.abc.es/cultura/toros/abci-quince-medidas-frente-covid-acontecimiento-taurino-puerto-202008011439_noticia.html

Powered by WPeMatico