Cualquier marino profesional o aficionado sabe que el viento es algo que no se puede variar. Lo esperamos, los disfrutamos, lo echamos de más o de menos y siempre nos adaptamos para avanzar, capear un temporal, o llegar a puerto seguro.

En la vida ocurre lo mismo, y los últimos meses son un claro ejemplo de ello. Desde hace algo más de un año, tengo la apasionante labor de dirigir el Valencia Boat Show, el salón náutico de València, que se reinventó en 2019 y, dadas las circunstancias, lo ha hecho de nuevo en este 2020. Así, si el año pasado el reto, que creo que superamos con éxito, fue hacer crecer el certamen y convertirlo en un gran festival… Ver Más

Powered by WPeMatico